Luis XV de Francia

Louis XV of France
  1. Luis XV por Maurice Quentin de la Tour
    1. Datos biográficos
      1. Rey de Francia1715-1774
      2. Nacimiento15-II-1710
      3. Fallecimiento10-V-1774
      4. PredecesorLuis XIV
      5. SucesorLuis XVI
      6. DinastíaCasa de Borbón
      7. PadreLuis, duque de Borgoña
      8. MadreMaría Adelaida de Saboya
      9. ConsorteMaría Leszczynska
    1. Índice
      1. Introducción
      2. El reinado

Rey de Francia,(1710-1774; 1715-1774). Hijo del duque de Borgoña y de María Adelaida de Sajonia, bisnieto de Luis XIV, heredó la Corona cuando solo tenía cinco años de edad, por muertes previas de su abuelo el Gran Delfín y de su padre. Actuó como regente durante su minoridad el duque de Orleans, hasta que en 1723 empezó a reinar el propio monarca con todas sus prerrogativas. Durante la regencia del duque de Orleans, hubo una ruptura con España, pese al parentesco de sus monarcas, por la tentativa de Alberoni de romper el tratado de Utrecht y terminada por la formación de la Cuádruple Alianza, a la que se adhirió España en 1721, apoyando Francia a esta en la cuestión de los ducados italianos (Cambray, Conferencia de).

Muerto el duque de Orleans, le sucedió en el puesto de primer ministro el duque de Borbón (nieto de Condé) (1723-1726), que volvió a enemistarse con España a causa del compromiso matrimonial del rey francés con la princesa de Asturias, la infanta María Ana Victoria, hija de los reyes de España, enlace que no llegó a efectuarse; en cambio se realizó el matrimonio del príncipe de Asturias Luis I con Luisa Isabel de Orleáns, hija del duque de Orleans, pero la temprana muerte de Luis anuló sus efectos políticos al obligar a Felipe V a volver al trono español, que había abdicado con la esperanza de heredar al francés, si moría Luis XV, a causa de su delicado estado de salud. El duque de Borbón prefirió casar a Luis XV con la princesa polaca María Leszczynska. La consecuencia fue la formación de una liga contra Francia marcada por los tratados de Herrenhausen y de Viena (1725).

El reinado

Tuvo después ministros eficaces, como Fleury (1726-1743) y Choiseul (1757-1770). Durante estas etapas se verificaron las guerras de Sucesión de Polonia (1755-1758), a cuyo comienzo se firmó el Primer Pacto de Familia entre Francia y España y don Carlos (III), duque de Parma entonces (1733). Esta guerra concluyó con la paz de Viena (1735 y 1738), por las que don Carlos adquirió Nápoles y Sicilia, y el suegro de Luis XV, Estanislao Leszczynski, ex rey de Polonia, pasó al ducado de Lorena, preludio de su futura anexión a Francia, compensando al duque Francisco con el gran ducado de Toscana —futuro Francisco I—, aparte de su matrimonio con María Teresa, heredera del emperador Carlos VI.

Siguió la guerra de Sucesión de Austria o de la o Pragmática Sanción (1740-1748), contra María Teresa y en apoyo del pretendiente Carlos VIII de Baviera; Francia se alió con Federico II de Prusia, Saboya y por el Segundo Pacto de Familia (1743) con España y Nápoles; las tropas francesas no pudieron evitar la consolidación de la realeza de María Teresa en los dominios austríacos y el reconocimiento de su marido Francisco de Lorena como emperador, no obstante los éxitos franceses en Fontenoy (1745), Raucoux (1746) y Lawfeld (1747) obtenidos por el mariscal de Sajonia; al lado de María Teresa había estado Inglaterra y había existido un frente norteamericano, perdiendo Francia Cabo Bretón y Luisburgo, que recobró por la paz de Aquisgrán (1748); Felipe, hijo de Felipe V, consiguió el ducado de Parma.

Considerada esta paz como una mera tregua, en 1756 estalló la guerra de los Siete Años, con la reversión de alianzas, luchando Francia y Austria contra Prusia e Inglaterra; Rusia se alió con Francia y María Teresa; España, neutral al principio, dejó de serlo al advenimiento de Carlos III, debiéndose a Choiseul el acuerdo entre las distintas ramas borbónicas reinantes en los países latinos y que ha pasado a la Historia como Tercer Pacto de Familia (1761).

La guerra de los Siete Años terminó con el triunfo de Prusia y sobre todo de Inglaterra (paz de París, 1763), que arruinó el Imperio colonial francés, en el Canadá y la India; a su vez, para compensar a España de sus derrotas, Francia cedió a esta Luisiana. En cambio se adquirió la isla de Córcega, vendida por Génova (1768) y conquistada en 1769, y Lorena (1766), a la muerte de su último duque.

La política de Francia no estuvo, en realidad, en manos del rey, como aconteció en tiempos de su predecesor, sino que el soberano, entregado únicamente a sus favoritas, la Pompadour y la Dubarry, se desentendió prácticamente de los asuntos públicos, No obstante, su reinado constituye una etapa de notable progreso científico y artístico en Francia, con brillantes literatos, fastuosos monumentos arquitectónicos y fábricas de renombre mundial, como la de porcelana de Sèvres. Se desarrollaron las doctrinas enciclopedistas y se siguió la política del despotismo ilustrado.

Manifestación del espíritu racionalista y jansenista dominante fue la supresión de la Compañía de Jesús en Francia (1762 y 1764). Es la época del estilo Luis XV, expresión del rococó, y cuando escribieron Voltaire, Montesquieu, Rousseau, Diderot, Buffon, D'Alembert, Holbach, Helvetius, Mably, Marivaux, Saint-Simon, Quesney, Condillac, Turgot, y la influencia cultural francesa se expandió por toda Europa y ejerció un acción profunda e irresistible, vehículo no solo de estilo y tendencias literarias y estéticas, sino principalmente de las ideas filosóficas de la época, preparando en los espíritus la Revolución de 1789.

ALONSO-CASTRILLO, Álvaro y EZQUERRA, Ramón, Diccionario de Historia de España, dirigido por Germán Bleiberg. 2ª edición. Ed. de la Revista de Occidente, 1969, tomo F-M, págs. 806-807.