Taifa de Silves

Introducción a la taifa

Emires de Silves

Isa b. Abi Bakr b. Muzayn, 1040-41
Ahmad b. Yarah, 1041-43
Muhammad b. Isa, 1043-58
Isa b. Muhammad, 1058-63

Introducción a la taifa

Silves fue la taifa más importante entre todas las del suroeste. En ella se alzó independiente un notable local, por la misma dinámica irremediable de llenar un vacío de autoridad, aparte las innatas ambiciones. Se llamaba Isa b. Muhammad, de linaje árabe, pues Silves se llenó de árabes al tiempo de la conquista del s. VIII, muy homogéneos, y que habían mantenido una arabidad muy alta, ensalzada por Ibn Hazm. Este Isa se adjudicó el rango de hayib o mayordomo de palacio, para justificar su legalidad, y le sucedió su hijo Muhammad b. Isa b. Muzayn, Amid al Dawla, que perdió Beja ante los sevillanos y murió en septiembre-octubre de 1048.

Se entrometió entonces otro personaje de la ciudad, más o menos pariente (pues Ibn al Abbar en su Hulla apunta alguna relación), llamado también Isa, pero con una probada referencia a linaje, pues las fuentes citan que era hijo de Abu Bakr Muhammad b. Said b. Yamil b. Sais b. Ibrahim b. Abí Nasr Muhammad b. Ibrahim b. Muzayn, que fue, este Muzayn, el antepasado que entró en al Andalus, con lo cual, por esta situación familiar, dejan oscurecidos a los dos primeros régulos de Silves, si no ocurre en las fuentes confusión, y, entonces, solo existirían tres soberanos, y no cinco, cortada de algún modo su continuidad por la intervención de un tal Ahmad b. Yarah, que tiranizó Silves, en 1042 ó en 1057.

Difícil es asegurar la cronología de esta taifa. Este segundo Isa se tituló al Muzaffar.

era caíd de la ciudad y de toda la región. Se había mostrado enérgico y sagaz en el ejercicio de su cargo y en toda su actuación. Cuando vio que la situación se hacía caótica, se alzó en rebeldía y la gente le prestó juramento como soberano, tanto los de Silves como los de toda la región, el año 1048.... Reforzó la tierra con mucho cuidado, agrupó a los hombres y les repartió las riquezas, formó un ejército y procedió con mucha cautela respecto al rey de Sevilla... Siempre al Mutadid quedaba por encima, hasta que al fin le desposeyó y dio muerte, a finales del año 1054.

Le sucedió su hijo Muhammad b. Isa al Nasir, aunque en tiempos de su padre, siendo solo heredero, se había titulado Amid al Dawla, que sobresalió por su cultura y que murió en mayo-junio de 1058, sucediéndole de inmediato su hijo Isa, al que ya venció definitivamente al Mutadid, que le mató y se anexionó Silves, en septiembre-octubre de 1063, aunque es también posible que ello ocurriera en 1052-1053.R.B.: VIGUERA MOLINS, Mª Jesús, Historia de España Menéndez Pidal, Editada por Espasa Calpe; 1994, Tomo VIII-I pág. 103.

Isa b. Abi Bakr

Biografía

Régulo de Silves 1040-1041. Primer soberano de la taifa de Silves. La taifa de Silves fue, junto a la de Sevilla, una de las más importantes del occidente de al Andalus, si bien acabó cayendo, al igual que las demás situadas en dicha zona, en manos de los abbadíes, soberanos de la capital hispalense.

Dicha taifa fue gobernada por varios miembros de la dinastía de los Banu Muzayn, linaje de estirpe árabe cuyos ancestros formaron parte de la clientela de Ramla bt. Utman b. Affan y se asentaron en al Andalus desde la época del emirato.

Los Banu Muzayn mantuvieron una presencia continuada como miembros de la elite andalusí durante el emirato y hasta el periodo taifa, ocupando destacadas posiciones sociales y políticas. Uno de los primeros miembros conocidos del linaje, Ibrahim b. Muzayn, llamado al katib, fue gobernador de Toledo en el s. VIII, puesto que asimismo ejerció, por designación del emir de Córdoba al Hakam I, su nieto Ibrahim b. Muhammad b. Ibrahim b. Muzayn al Awdi, cuyos ancestros eran originarios de la ciudad algarvía de Ocsonoba (Faro).

El principal problema que plantea el estudio de la evolución de la taifa de Silves es la falta de claridad respecto a la sucesión de los diversos soberanos que la gobernaron y las dificultades para establecer el orden y la cronología de los mismos. de esta forma es patente la existencia de notorias divergencias historiográficas a este respecto, siendo claras las diferencias entre los distintos autores sobre el número de soberanos que gobernaron en Silves, que habrían sido entre tres y cinco, según las distintas propuestas.

La Crónica anónima de los reyes de taifas señala que el primer gobernante de los Banu Muzayn fue Isa b. Abi Bakr, quien, ante el desorden reinante, se alzó con el poder en Silves en el año 1048-49. El nuevo soberano, que tomó el sobrenombre de al Muzaffar, había ejercido hasta entonces las funciones de caíd, de forma que la taifa de esta ciudad es una de las cuatro (junto a Sevilla, Toledo y Valencia) en la que los titulares de la principal magistratura judicial islámica se proclamaron soberanos al producirse el hundimiento del califato omeya cordobés.

La ya citada Crónica anónima describe en los siguientes términos sus inicios y señala como, desde el principio, tuvo que hacer frente a las ambiciones expansivas de la taifa abbadí sevillana, entonces gobernada por al Mutadid.

Cuando su autoridad fue completa, organizó la ciudad y consolidó sus defensas; agrupó a los hombres de ella y repartió entre ellos las riquezas [de la ciudad]; movilizó sus tropas y se mantuvo firme y constantemente en guardia contra al Mutadid, al tiempo que se puso a hacerle regalos y halagarle; pero eso no le sirvió de nada. al Mutadid lanzaba algaras contra él cada día, esto es, a cada momento.

La misma fuente señala que su gobierno duró cinco años, siendo finalmente depuesto y muerto por al Mutadid en el año 1054.

Cuando al Muzaffar vio que no apartaba de él sus ataques, por más que prodigase sus dones, se lanzó en persona contra él al frente de sus tropas y de sus partidarios. Entonces tuvieron lugar entre ellos combates y conflictos en los que murieron muchos hombres. La victoria en todo aquello era [siempre] para al Mutadid, hasta que el abbadí lo depuso y mató, a fines del año 1054. El reinado de al Muzaffar b. Abi Bakr fue de cinco años.

Algo distinta es la información que suministra la segunda fuente para el conocimiento de la taifa de los Banu Muzayn, el cronista magrebí Ibn Idari. En efecto, según dicho autor, en el año 1041, murió Isa b. Muhammad, señor de Silves, conocido como al Hayib. El problema radica en saber si este personaje debe identificarse con el primer soberano de la taifa de Silves citado por la Crónica Anónima.

Sea de ello lo que fuere y según el propio Ibn Idari, Isa b. Muhammad fue sucedido por su hijo, Muhammad b. Isa, de sobrenombre Amid al Dawla, quien gobernó hasta 13-IX-11-X-1048. Coincide en ello con la Crónica Anónima, que le atribuye el sobrenombre de al Nasir y afirma que la transmisión de poder de padre a hijo había sido prevista por disposición testamentaria.R.B.: GARCÍA SANJUÁN, Alejandro, Diccionario Biográfico Español, Real Academia de la Historia, 2010, Vol XXVII, págs. 372-373.

Ahmad b. Yarah

Biografía

Régulo de Silves 1041-1043. Malik al Muluk (Rey de Reyes), Qati as-Sukuk (Supresor de dudas). ?, f. s. X Silves (Portugal), 1043 post. Soberano de la taifa de Silves. Este personaje aparece vinculado a la evolución de la taifa de Silves, que fue gobernada por varios miembros del linaje árabe de los Banu Muzayn. No obstante, la evolución cronológica de dicha taifa resulta algo oscura, dado lo fragmentario de las informaciones que suministran las distintas fuentes árabes y las divergencias cronológicas entre ellas.

El que se reproduce a continuación es el único texto existente respecto a este poco conocido personaje, procedente de la crónica de Ibn Idari, quien lo sitúa cronológicamente en el año 1042-1043.

Mientras, estaba en Silves Ahmad b. Yarah, [ciudad] en la que fue grande su tiranía, derramando sobre la grey sus cargas. Se le llamó el hayib Muayyab al Dawla [Asistido del Estado]. Cuando se volvió tirano, se ensoberbeció y fue injusto, cuentan que adoptó los nombres de Malik al Muluk [Rey de Reyes] Qati as-Sukuk [Supresor de dudas]; pero Dios está por encima de los títulos qwal de los opresores a una gran altura. Después las gentes de su ciudad cayeron sobre él y lo mataron, y así Dios [los] libró de él.

La actuación de Ibn Yarah constituye uno de los aspectos menos claros en la ya de por sí poco conocida taifa de Silves debido a las contradicciones de las fuentes respecto a la sucesión de los soberanos que la gobernaron y la cronología de los mismos. En principio, por la cronología que da Ibn Idari nos encontraríamos ante el primer personaje que se habría independizado en Silves del ya extinto califato omeya cordobés.

En efecto, según la llamada Crónica Anónima de los reyes de taifas, la dinastía de los Banu Muzayn, que fue la que gobernó sobre dicha ciudad después del califato, no se habría hecho con el poder hasta la proclamación en ella de Isa b. Abi Bakr b. Muzayn en 1048-1049. Por lo tanto, de ser cierta la información del citado cronista magrebí, la figura de Ibn Yarah, habría precedido a la instalación de los Muzayníes como soberanos de dicha ciudad algarvía.

No obstante, otros datos sugieren la existencia de un primer Isa b. Muhammad b. Muzayn, llamado al hayib, quien habría gobernado a partir de 1013 y hasta el año 1040-1041, fecha de su muerte, según el propio Ibn Idari, tras la cual habría sido sucedido por su hijo, Muhammad b. Isa b. Muzayn, de sobrenombre Amid al Dawla, quien gobernó en Silves hasta octubre de 1048. De ser así, el gobierno de Ibn Yarah se insertaría en medio del gobierno de los Banu Muzayn, a modo de paréntesis que habría interrumpido la continuidad de la dinastía, finalizando de forma violenta con la muerte del tiránico soberano, como señala el citado texto de Ibn Idari.R.B.: GARCÍA SANJUÁN, Alejandro, Diccionario Biográfico Español, Real Academia de la Historia, 2010, Vol II, págs. 48-49.

Muhammad b. Isa b. Muzayn

Biografía

Régulo de Silves 1043-1058. al Nasir. ?, f. s. X Silves (Portugal), 25-VI-1058. Segundo soberano de la taifa de Silves. Según la información que transmite la Crónica Anónima de los Reyes de Taifas, Muhammad b. Abi l-Asbag Isa b. Abi Bakr b. Said b. Muzayn habría sido el segundo soberano de la taifa de Silves, sucesor de su padre, Isa b. Abi Bakr, quien habría dispuesto en su testamento que el poder recayese en su hijo a su muerte , acaecida, según la misma fuente, en el año 1054, a manos del soberano abbadí al Mutadid. Es descrito como amante del estudio y la literatura y persona culta, lo que le hizo acreedor del aprecio de sus gobernados. El texto de la mencionada fuente dice los siguiente.

Llevaba la kunya de Abdállah. Se le reconoció como soberano en virtud de las disposiciones testamentarias de su padre, el día de la muerte [de este], en la cora de Silves, a principios de 1054. Se puso el nombre de an Nasir (el defensor) —si bien en vida de su padre había adoptado el nombre de Amid al Dawla (soporte de la dinastía)— y llevóse a cabo para él la ceremonia de declaración de sumisión (bay´a).[Las gentes] lo amaban por su gusto [para el] estudio, por su cultura (adab) y por la plétora de sus conocimientos.

Esta breve síntesis de su reinado se completa con otro pasaje posterior, en la que la citada fuente señala su muerte en mayo-junio de 1058, siendo su reinado por lo tanto, de cinco años, e indicando que fue sucedido por su hijo, a quien el mismo había designado como heredero. La información de la citada fuente concuerda bastante con la que suministra el cronista magrebí Ibn Idari, según el cual en el año 1040-41, murió Isa b. Muhammad, señor de Silves, conocido como al hayib, al que cabría identificar como el primer soberano de la taifa.

Dicho gobernante habría sido sucedido por su hijo, Muhammad b. Isa, de sobrenombre Amid al Dawla, a quien, en virtud de esta coincidencia, se puede sin dificultad identificar con el personaje mencionado en el citado texto de la Crónica Anónima. De esta forma, la diferencia entre ambas fuentes radica en la cronología, ya que Ibn Idari sitúa la muerte de Muhammad b. Isa justo diez años antes que la fuente anterior, en IX-X de 1048.R.B.: GARCÍA SANJUÁN, Alejandro, Diccionario Biográfico Español, Real Academia de la Historia, 2010, Vol XXXVI, pág. 749.

Isa b. Muhammad al Muzaffar

Biografía

Régulo de Silves 1058-1063. Tercer y último soberano de la Taifa de Silves. La fuente principal para el estudio de la taifa de Silves, la llamada Crónica anónima de los reyes de taifas, menciona a este personaje como el tercer y último soberano de la misma perteneciente al linaje de los Banu Muzayn. Su ascenso al poder se habría producido el 25-IV-1058, al día siguiente de la muerte de su padre y antecesor, Muhammad b. Isa b. Muzayn, quien lo había designado como heredero.

Nada se sabe de las circunstancias de su breve reinado, salvo lo que se refiere a su final, que vino dado como consecuencia de la política expansionista de la taifa abbadí sevillana, que acabaría incorporando a sus dominios territoriales todo el ámbito del Occidente andalusí. La breve reseña que la citada fuente dedica a este personaje se centra el en momento de su conquista por al Mutadid, que describe en los términos siguientes, señalando la conquista por la fuerza de la ciudad y la ejecución de su soberano en ella.

[Este] lanzó algaras contra él y continuó sin interrupción enviando escuadrones de caballería y le cortó todos los aprovisionamientos de carbón y de leña. Entonces la situación volvióse mala y las pruebas empeoraron para las gentes de Silves y de otros [lugares] que [la ciudad] esa. Hasta que [finalmente] al Mutadid tomóle la ciudad a viva fuerza, después de que hubo derribado su muralla con almajaneques por un lado y [de haberla ] horodado por otro. Al Mutadid irrupió contra él en su alcázar; entonces lo capturo y le cortó el cuello, tras haberlo atado [y] sometido a vejaciones, amén de [mostrar su] atrevimiento a Dios poderoso y grande. Y eso tuvo lugar entre el 25 de septiembre y el 25-X-1063. Su reinado fue de cinco años.

Otra fuente, contemporánea a los hechos acaecidos, discrepa de este relato en dos aspectos. En primer lugar, sitúa los hechos en el mismo año 1052-1053, señalando que el asedio se prolongó por espacio de ocho meses. Además señala que la conquista se produjo de forma pacífica, entregándose Ibn Muzayn a al Mutadid, quien lo deportó a Sevilla, donde murió, y siendo nombrado gobernador de la ciudad el hijo del soberano abbadí, que gobernó tras él con el sobrenombre de al Mutamid.

R.B.: GARCÍA SANJUÁN, Alejandro, Diccionario Biográfico Español, Real Academia de la Historia, 2010, Vol XXVII, pág. 373.